-->

martes, 3 de septiembre de 2019

Romaxe Vikinga 2019


ROMAXE VIKINGA

Lo primero es lo primero. ¡Qué daño ha hecho la serie Vikingos!, y eso que a mí me gusta, pero si en los 80 fueron los ninjas, en el 90 Templarios, en el 2000 los vampiros ahora llegamos a los Vikingos.

La Romance Vikinga es como cuando el R. Madrid o el Barcelona juegan con otro equipo, gane o pierda el otro equipo es irrelevante, El R. Madrid gano porque jugo muy bien, el R. Madrid perdió por que jugo fatal ¿contra quién no importa? Además, poco a poco la actividad va perdiendo cualquier rastro de realidad histórica para convertirse en un espectáculo que a pesar de ser bonito en la realización y en la fotografía, no deja de ser una relación de actos incoherentes, caballos, humo, barco vikingo, lucha, canciones ... para que el que explica la batalla diga que estamos en el año 680 y ¡viva Galicia! Con un par.

Dicho esto, y después del susto que tuvimos, del cual no queremos acordarnos. Lo grabe que pudo haber sido y que no nos dejó disfrutar, parece que no salimos muy contentos y no lo recomendamos. Pues no.

El trato por parte del Ayuntamiento y otras asociaciones como la de vikingos fue excelente. Es una parte de la costa preciosa y aunque sea “una película sin argumento”, la fotografía y la imagen es preciosa. A eso hay que añadir que además de la batalla hay otras actividades, este año nosotros hicimos el nombramiento de caballeros. Las más recomendables son un torneo a caballo muy bien llevado y amenizado por un Bufón que vale su peso en oro y el entierro vikingo.






Esta actividad es joven y cuenta con buenos mimbres, un buen sitio, presupuesto, una buena historia, gente del pueblo y de los alrededores implicada, en poco tiempo se verá si se convierte en una actividad que mezcla, diversión, historia y cultura o en una feria para picar algo, pasar un rato y salir de ella sin conocer más de los Vikingos y esas tierras que lo que saben de los piratas los que van a Disney y montan en la Perla Negra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario