-->

martes, 4 de septiembre de 2018

ROMAXE VIKINGA III (O Vicedo. LUGO) 2018


El fin de semana del 27 de julio nuestros caballeros acudieron a la III Romaxr Viquinga en Vicedo (Lugo), donde lucharon contra guerreros de Odín que arribaron a la playa de San Román.

El viernes nuestros fieros cristianos llegaron al pueblo de Vicedo, donde, tras aprovechar unas horas de la fantástica playa en la que al día siguiente tendría lugar la acción, se prepararon para inaugurar la Romaxe junto a los miembros de Ulf Klan, además de contar con la maravillosa presencia de Paul Kavanagh, colaborador de la serie Vikingos, y del actor Antonio Durán Morris, parte del elenco de la serie Fariña, que actuó como pregonero durante la fiesta.
Finalizado el pistoletazo de salida, tuvo lugar un desfile en el que ambos bandos hicieron alarde de sus habilidades en el combate, recorriendo el pueblo hasta llegar al puerto, por desgracia los pérfidos hombres del norte hicieron añicos con sus hachas algunos de nuestros escudos de paseo. Nos resarcimos con una buena cena para poder coger fuerzas para la importante batalla.


A la mañana siguiente, la jornada comenzó con la inauguración de los campamentos cristiano y vikingo, donde se pudo observar la vida cotidiana de los visitantes nórdicos mientras que el drakar de Björn Ragnarson llegaba a la bahía, provocando que el rey cristiano reuniera a sus tropas para repelerlos y expulsarlos. El oleaje hizo que protección civil temiera por los marineros del norte que un poco mas y desembarcan en Cuenca. La batalla, se realizó en una playa cruzada por un riachuelo, donde la caballería y los arqueros pudeiron lucirse por la distancia y visibilidad. Todo terminó con la muerte de Bjorn y la actuación de Andrea Pousa, homenajeando al sentimiento de patria que unían a los dos bandos.

Durante el resto del día se llevaron a cabo distintas actividades, como un torneo en el campamento cristiano, un cuentacuentos basado en las sagas nórdicas, juegos y talleres… ¡Y hasta una venta de esclavos con uno de nuestros caballeros que se había pasado al lado enemigo! No nos dieron ni para gasolina.
A las 10 tuvo lugar el entierro vikingo, donde se honró a sus caídos, y, tras el espectáculo de fuegos que se ofreció al término de este, pudimos presenciar una ceremonia de matrimonio  en laberinto como colofón a un día duro pero divertido. 


Respondiéndonos tras la batalla:

No hay comentarios:

Publicar un comentario